lunes, 21 de marzo de 2016

Es inmediata tu mirada y las sombras del mundo

Somos solo intenciones; un tiempo de amor como milagro. Es inmediata tu mirada y las sombras del mundo. Desde aquí te oye ese que no soy; desde este lado. Soy un viaje viejo entre tú y tu memoria, un castigo, un encierro. Y si me hablas de amor y de preguntas, me hago suficiente para amarte. Hace tiempo, sabes. Sabes que ya esta puerta no es una llegada; que es sorda a aquello que bulle. Y ahora crecen en la hondura del perfil de tu boca muros como brotes.