viernes, 3 de julio de 2015

Sabes a memoria en la punta del silencio


Muda pusiste con toda exactitud tu cuerpo. Y te cruzas, y me palpas fiera, a trozos, con tus labios. Y ahora, aquí abierta, en la punta del silencio, sabes a memoria y a recuerdo fresco. Sabes a «haberte ido», a «cuerpo sin palabras», a «tiempo».