lunes, 27 de julio de 2015

La descomposición del libro



Solo se puede salir de la descomposición del libro, de la carne, del amor, del aire, de la frecuente distancia, de lo que es fecundo. Solo se puede salir del pie de la página, de los ritmos cortados con tijeras de aire, de lo que está desgranado, de lo que baila, de los dedos, de lo que saca bajo la manta el viento.