viernes, 16 de enero de 2015

Y no soy uno: soy yo y uno, y dos, y, como el amor, infinito


Y no soy uno: soy yo y uno, y dos, y, como el amor, infinito. Te llamo, sutil y lloro. Te llamo a la ufana prueba, al corazón que incita, a la mirada amante. Tal es la emoción, dentro, extremada, tal como una pena seca.Y al llanto ama, y llora y ama, y está perdida. Al llanto digo, al corazón, a la pupila. Me incita y llama la mirada con el sentir dentro como un castigo.

.                                                                    ****