lunes, 12 de enero de 2015

Barca de sangre voy



Vas midiendo mis huellas. Y tardo, y tardo. No sé hallar el camino que a ti lleva. A la vista me confío como testigo. Mas como un peso odiado del olvido me pesa, me lleva a tal paso que la tierra ante mis pies se cierra. Barca de sangre voy casi siendo pasado; sorda nunca te acuerdas del corazón que te bate. Hilo de vida fastidiosa, terminada en la partida, espesa, líquida, pintas por dentro las venas.

.                                                                        ****