martes, 20 de enero de 2015

Cuando cruel me miras como si fuera una parte


Cuando cruel me miras como si fuera una parte del árbol que nos hace. Un sitio, un cuerpo. Un obrar constante. Un estar yendo y viniendo, a tu alrededor siendo. Un proveer nieve para la lejana cueva. Está lloviendo; y lo sabes. Es marina tu tierra. Tu rostro esperado, nube. A la altura de tu belleza, sonrisa. Mas, mano a mano, templada aurora, occidental mirada, eres, sin navegar, arte. Enojoso, vertido, hijo de un suspiro soberano. Y se quedó aparte solo, quejido.

.                                                                   ****