domingo, 22 de septiembre de 2013

Si miras bajo el mal que me acucia


podrían soportar si eso bastase para la vida;
pero todas las sustancias se retuercen en mi pecho,
bien formadas, con su fuerza clara,
como una mente retorcida, y su lomo claro.

y si miras bajo el mal que me acucia
solo verás a un perro hambriento
con costillas debajo,
un saco de pulgas
y algo de rabia.

Si me buscas a tientas
debería curarme

mi existir te ofrezco

.                                                           ****