domingo, 22 de septiembre de 2013

Con su leche de arena


áspero como una silenciosa tumba
entregada al tiempo
al mudo sueño
a la rueda
a las sombras

cuando gira la vida con impaciencia
con su leche de arena
como truco dormido
como arte, como magia,
los fluidos se arman
para robarle por sorpresa
hasta los huesos.

.                                                           ****