domingo, 8 de septiembre de 2013

En esta meritoria profesión de la desgracia


En esta meritoria profesión de la desgracia
cuerpo gestando
negro humor que llama.

y llanto y alegría
y miedo
ante tus ojos, terror.

y tus labios y esta angustia

y si acaso no pudieras, impónme tus manos
sobre este viento

y si vivo y si te amo

.                                                           ****