jueves, 12 de septiembre de 2013

La soledad se acorta


El tumulto de la escalera.
A la sombra del agua.

en los cruces
a cuerpo

en la falta se oyó
un ruido como si se fuera a levantar la mañana.

Siendo partícipe del absurdo otra vez
se me cayó la boca.

Así, tres veces.
la culpa, del tiempo y del lugar indefinido.

Sin nadie que responda.
para negarse.

la soledad se acorta.

.                                                          ****