jueves, 13 de agosto de 2015

Y no olvides: todo hace trenza.

Sí, abrigada y recogida, y yo no tengo la culpa. En este amor, trastorno de medianoche, en esta redundancia, en estos clavos del tiempo... Y no olvides. / Todo hace trenza. En todo hace ojos y agujeros imposibles en las manos.