jueves, 6 de agosto de 2015

He visto la parada de recuerdo



Y si te digo: sabes a mar y juro que lentamente me estás consumiendo. Lentamente está cayendo el dolor; y lo vivido, ese tiempo jurado, ese pasado y me acerco. Y si te digo, te juro y te canto. He visto la parada de recuerdo. Estaba sentado cuando pasó el tiempo. En el autobus no venía nadie, ni tú ni tu asiento. Tomo el pasillo tocando cada lugar. Cada ventana me dice: no. En ese sitio, sin esperar destino, me tambaleo.