sábado, 8 de agosto de 2015

En el borde del agua y del árbol estabas




En el borde del agua y del árbol estabas, rosa de pétalo y blanca; y tu largo vestido pedía humedad y aire. El recuerdo empieza en ese momento, antes del río, antes del agua. En tu ropa he visto la hierba verde... pasillos con la sombra del silencio. He visto en tu cara pálida aquellas palabras que no fuimos.