domingo, 12 de febrero de 2017

En tus saltos de luz

En tus saltos de luz y de espaldas se hacen las bienvenidas de tu boca. Tengo la fortuna de tus dientes, el sobrecogido secreto de tu aliento, y tu nombre. De repente, me muestras tu cuerpo como una colmena caliente, donde la miel se derrite en el desorden de los negros picos y entre las alas transparentes.