miércoles, 27 de enero de 2016

Sublime eres y arrojada, la casualidad de mi vida

Sublime eres y arrojada, la casualidad de mi vida, algo cumplido e inestable. Jadea la noche. Eres camino y transparencia, Luna llena, color de mis ojos. 
A veces te amo y otras siempre. Fijas de las playas la orilla. Eres voz de mar, mirada fija de los peces. Tu respiración me asombra. Tus ojos pasan borrados de inundaciones. Luego regresas. Escucho el agua bajo tu ropa, la marcha de tu ahogo. En tu voz eres aire, fuego en tu boca.