martes, 12 de enero de 2016

Ahora eres fundamento de la noche

Ahora eres fundamento de la noche. Tengo costumbres vecinas; sabes! Tengo obsesiones imperativas; sabes! Y una duda que empuja; una duda insensata... permanece conmigo desbordada. Tengo ventanas grandes... con pupilas dilatadas. Y en el blanco de los ojos, tu calor arde. Tengo un instante para un instante, una respiración de silencio inexpugnable y este exilio a tu favor en el que te pienso.