jueves, 14 de enero de 2016

Abismo de tu hechizo

Sin los mimos de tu lengua soy hombre muerto, y el amor, una lengua de hoja seca. Insaciable e insondable el abismo de tu hechizo, fabuloso, sin duda, perpetuo movimiento de amor y ola. Tu líquido cuerpo, la carne de tus labios, y esas manos de nocturnidad sospechosa. Como ves he decidido hablar de tu tiempo, de tu historia. Suele girar el mundo sin saber de ti. Peor para él. Yo te sigo a ti y a tus ciclos como ave esplendorosa allí donde reposas, generalmente entre mis manos.