domingo, 17 de enero de 2016

Esa mirada desdichada de memoria se queda en los huesos

Rico destino la noche. Sales huyendo cuando la angustia amenaza aquella tarde de besos. Eres enemiga de la indiferencia. La sombra de mi cuerpo te encanta. Y esa mirada desdichada de memoria se queda en los huesos.