martes, 12 de mayo de 2015

Cuando desfallece el otoño de los daños.


Tan perdidos los labios ahora en nuestras bocas desmienten a las tinieblas. Me queda algo por decirte: una última palabra, tal vez, un te amo de dolor, que hemos recorrido tantas veces... como si volvieran las sombras. Un te amo: secreto del silencio. Un te amo entre los dientes de la vida. Y me sonríes al caer todos los ultrajes, cuando desfallece el otoño de los daños.