martes, 5 de agosto de 2014

Ya sabes como son las borrascas del olvido


Ya sabes como recortar la memoria. Ya sabes como son las borrascas del olvido. Allí estoy encerrado, crecido como la memoria. Ya voy a secas, con la raíz hueca.

Ella salió del amor de las mariposas negras. Le gustaban las margaritas y mi cuerpo de barro. En el cuadro de tu boca, en los árboles negros, en una foto desprendida, el búho aclara la noche.

El cielo es una superficie y una sombra. Entre cuatro latidos, enamorado. En la sombra de la Muerte. En un árbol cercano. Tú, tan silenciosa.

Me has visto venir. Soy leve. Cuerpo leve. Mirada colgada de un tiempo antiguo.
Porque no me encuentras, perdido en un círculo a punto de caerse.

.                                                                ****