lunes, 11 de agosto de 2014

Una foto amarilla ahora acaba



¿Para qué deshacer lo que existe? Por ejemplo, ese gesto. Para que me alcance a creer. Ya sabes: tarda el amanecer, alguna vez fugaz como un gesto japonés. Como un gesto de amor contado. Una foto amarilla ahora acaba, se rompe en el riesgo de un recuerdo. Termita es una gota de papel, un mar de mujer, una mezcla de ti, un tú que me dueles. En mi dolor me causas en alma de carne, en agonía. Prolonga la vida, prolonga, dices. Mi vida, y no te diré nada que no sea tu iniciación al silencio.

.                                                                ****