domingo, 12 de enero de 2014

Y sufrimos donde nos vemos



Todavía
Nosotros
y sufrimos
donde nos vemos
Y Ahora
nos habla tu casa.

¡Contempla cuánto soy pequeño!
y el temblor de mis rodillas.

¡Contempla!
esto enorme que arrastro.

lanzan gemidos como cuernos.

y allí estarás.
Vuelve a echarme el cuchillo de tus labios.

por este temblor.

por este patio inmenso.

Y Entonces tu mano
me hace terrible.

.                                                                        ****

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Sí?

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.