sábado, 4 de enero de 2014

Aunque todavía tengo esperanzas, a veces, atroces


aunque todavía tengo esperanzas,
a veces, atroces,
a golpes me tienen
el corazón triste.

y cuando son negras
se me hacen como torres
a punto de derrumbarse.

al fin a las nubes llegan y se ponen nubes.
viajan viajan, ligeras.

se creen aire y destrozan.
se lanzan fuertes sobre mis manos.

.                                                                         ****