jueves, 9 de enero de 2014

Ahora que me amasteis



Porque lo sabes,
mujer
lo sabes
como un corte.

Señores!
lo sabe.
No se hagan los ignorantes.
O lo saben O no lo saben O no quieren.

para nada saberlo.

Habéis esculpido rocas de cuerpos tiernos que no hablan.

Tienen alma.
¡Gracias! De nada. Por la información que no ven ni sienten.

Ahora que amasteis
¡desgraciados!
de amor, de espaldas, a ellas,
ahora, arden,
tristes.
¡señores! no son de piedra.
ni cuerpos, orgásmicos, ni rabia.

arden, avanzando,
bajó sus manos inclementes

sintiendo disturbios bajo la frente
Y el alma rota, que tienen, les habla de vuestra torpe inclemencia.

.                                                                               ****