jueves, 15 de junio de 2017

Ahora dudo y tengo dolor

¡Ah, que la vida era cara y era recuerdo! Y culpable y enferma y ofuscada, en permanente duelo. Rebelde, obsesiva y fantasma. Ahora dudo y tengo dolor, confusión y equívocos. Cada vez que la bondad crece se hace el silencio. Cada vez que alguien miente se rompen las farolas. Y así se van haciendo las calles oscuras por las que buscamos amor como ciegos.