viernes, 21 de abril de 2017

Habla tu lengua en mi boca

Y mientras los ojos se cierran y el dolor duerme, en el otro extremo de la cama se esconde el vacío. Habla tu lengua en mi boca, seca como la noche. Pasan las horas fuera de la casa. Pasa el ruido. Viene el temor. Se resquebrajan y derrumban los puentes sobre la tierra. Ya es cualquier hora.