viernes, 22 de julio de 2016

Se me hizo tan tarde en la tristeza

¡Se me hizo tan tarde en la tristeza! Y aquí me tienes sin vida. Y tus ojos, y tus ojos andan solos mirando mi pena. No es esto un amanecer, ni una noche en sangre, porque por no fluir no fluye ni el aire.  Se me hizo tan tarde en la tristeza que trato de decirte y no puedo... y no puedo acordarme.