jueves, 28 de julio de 2016

Para que me haga el dolor a fuego lento

Impaciente; estoy impaciente por verte, por posar mi rostro sobre tu pecho, y oler tu primavera. Ya tengo el tiempo ralentizado con la cadencia de la espera. Y los nombres se ven borrosos, las palabras huecas. Para que me haga el dolor a fuego lento he puesto la llama bajo tu velo.