lunes, 23 de noviembre de 2015

Un marginal naufragio reluce en la tortura de acero

Hice un desierto de tierra con tu indiferencia; y ahora clima soy. Ahora me mantengo desesperado. Ahora salen las fuerzas de la sede nuestra. Ahora somos dolorido acantilado. Ahora que te has ido recuerdo que tengo un cuerpo, un marginal naufragio. Ahora reluce la tortura de acero como la fría caricia de la navaja. Y todo se precipita... hasta el grito.