viernes, 19 de diciembre de 2014

Feroz silencio de la muerte


Todo lo que me enseñas como último fin del amor pregona. Despoblará al que te acompaña. Bañará tu lengua desdeñosa. En esta parte del mundo yace, breve y helada. En su furor fresco, espada. Hielo nebuloso, acaso, que muerto, se enfada. Cisne acostumbrado al último canto, con sus patas heladas. En esta parte del mundo, en tu lago. Dios obediente al frío. Feroz silencio de la muerte.

.                                                                                   ****