domingo, 7 de agosto de 2016

Medio mares sin ruido

Cuando tu mitad queda como la mitad del otro entonces no es posible levantar la mirada. Y me refiero a ti, a aquella que nunca fue un imposible. Y esto queda. Medio mares sin ruido.