jueves, 4 de agosto de 2016

Cuando mueres en ausencia

En este cuerpo concluido bajo el cuerpo salen las raíces hacia la superficie huyendo del agua mientras tú andas de pasos lejanos buscando nido donde poner nueva vida. Ya sé que a mí me la diste, ya sé. Pero ahora, ahora... obcecado y ciego, en tus recuerdos, infatigable, cuando mueres en ausencia, durante esos momentos que me pierdo, delante de mí quedas inmóvil con esa sonrisa del que me amas.