domingo, 20 de diciembre de 2015

Hoy me vienes desnuda

Hoy me vienes desnuda... Nuestra frontera era un lugar de mestizaje: tu cuerpo y mi cuerpo, un lugar nuevo. La división de los nombres nos es ajena. Tú, mi nombre. De estos renglones las líneas te leo de nuestro futuro. Como ves llegó la tarde. Estaba pintando a golpe seco, sin la crema de la pintura, sin el aire, y tú ondulabas entre el pincel y la tela, el lienzo, el cuadro. Ya es tarde y canto, tarde y lluvia, pronto ondulabas entre las ventanas y el sol seco.