miércoles, 25 de abril de 2012

Recorrer la soledad con algo de ultraje encima



Para recorrer la soledad
se necesita
mucha paciencia,
una buena dosis de humor,
un campo negro,
y
algo de ultraje