miércoles, 4 de abril de 2012

El infinito, ondulante y variable, tiene un punto débil

El infinito tiene un punto débil :
su límite ondulante y variable.
Pero yo he de comprender hasta lo inadmisible
como prueba de amor