martes, 20 de octubre de 2015

En ti me detengo para olvidar el olvido

En ti me detengo para olvidar el olvido. En ti me detengo, triste e involuntario. En ti me detengo ante el monstruo de la ausencia. 
En este condenado permanente, condenado. En esta distancia sola, 
cómplice de los agujeros. En este tiempo separado como una cama lisa 
que me acoge. En esta galería de los cuerpos. En el norte de tu boca. 
En nuestras manos imposibles. En tu vientre invisible me sujeto.