miércoles, 10 de septiembre de 2014

Dolor tengo y daño


Dolor tengo y daño. Y tú sientes conmigo. Y yo tengo el nunca de la puerta. Y ves, junto a mí, mis ojos prestados. Y veo ahogarse tu mejor mirada. Y morir un instante en tu ausencia penitente. Y yo hablo enamorado de tu estatua.

.                                                                         ****