miércoles, 25 de junio de 2014

Y yo más oscuro que la espera


Y esto
me ardía
Tú, humo del silencio,
pájaro del espacio,
lágrima llena.

Tu silencio es una lágrima,
un berreo del tiempo,
un sin día.

Tus arrebatos: una lejanía,
 un pájaro ciego.

Otra vez te amo,
sombra,
río,
agua,
pozo,
péndulo.

Otra vez el perfume del llanto
reloj,
nieve.

Otra vez surtida,
invisible,
hermética,
noche,
canto.

Y esa soledad en tu frente
se lía con tus ojos lúcidos,
y yo más oscuro que la espera.

.                                              ****