jueves, 5 de junio de 2014

Este latido prometido, a ti abierto.


Cuando salga ...
Y te enseño ...
Este latido prometido.
a ti abierto.

Te dicen ...
solitaria.
memoriosa
y solitaria,
a la vez tierna
y revoltosa,
familiar
y extraña.

Te pienso:
como un río sin noches,
como un columpio sin cuerdas,
como una noche negra. Y ...
tú, lecho, alcoba, manos.

tendida cueva.

Y tomas
todo
y me apagas
en tus ojos de repente.

.                                                  ****