martes, 8 de noviembre de 2016

Estuvimos en la metamorfosis de nuestras bocas

Estuvimos en la metamorfosis de nuestras bocas, en el hambre de nuestros cuerpos y los otros tiempos fueron malicia. Te asumo. Te llanto. Te fantasmo. En esta dura cadencia sin ti ya no hay lluvia; está guardada para otro destino. Me responderás en el próximo invierno cuando el hielo enfríe tus manos y desees mi aliento.