jueves, 3 de noviembre de 2016

Aunque el amor

Aunque el amor fuese blanco y verdadero y no estuviese en la ruleta de la fortuna, y tus pies no fuesen rápidos en la huida, amor sería del que hay, y no hay otro. Pero ahora, como tantas veces fuera de este juego, como arte de tus labios, de amor y de furiosa alegría, te amo como sonriendo para mis adentros, donde se pierde mi inocencia.