domingo, 13 de noviembre de 2016

Como dos fresas es mi ansiedad

Como dos fresas es mi ansiedad. Te entretengo, insomnio; te entretengo en el tiempo de la ceguera. Cruje mi carne y no me reconozco. Tomo mi exceso y hago tus labios, bailarina de mar. Tomo tu pulso y me hace frente de guerra. ¡Pero si te tengo amor y me tienes violencia! Mis ojos corrigen la visión que te tengo. Mi horror disminuye la tierra. De frente es terrible esperar. Puedo ir por tu vida como un saco roto y tú me echas lo que te queda. Eres tú esa quien a lo largo de los golpes me haces del amor ritual y sacrificio.