jueves, 29 de marzo de 2012

La brevedad como gran defecto del segundo

La extraordinaria ligereza de los sentimientos lanzados al aire
La brevedad como gran defecto del segundo
En el tenue y corto silencio después del relámpago