jueves, 2 de marzo de 2017

Tu piel me hace ansioso y débil, y lluvia

Paso yo disperso para decirte, con voz del te amo, como voy desnudo sobre los lomos de tu deseo. Acostado estaba tu perfume, tú incompleta, escribiéndome interminable, a la velocidad del tiempo. Te he descubierto dura como el abismo, dolorosa como una ruina, y a pesar de todo vehículo de mi vida. Y para confusión, tu piel me hace ansioso y débil, y lluvia.