jueves, 9 de marzo de 2017

En la orgía del silencio

Estaba en nuestra garganta huecas la lengua seca, y ávida, y gigante. Nuestros labios hinchados en la orgía del silencio. La voracidad con sus puertas, sus bocas gigantes, y su sonrisa de milagro. Nuestros ojos descubiertos como un campo de flores salvajes se abrían a la satisfacción del bosque.