martes, 27 de mayo de 2014

Que tus noches cabalgan como un regreso.


Dices, invisible,
Que mirar no sirve,
Que tus noches cabalgan
Como un regreso.

Dices que cuentas los prodigios del juramento
En un lugar peregrino.
Y que en la puerta de tus ojos encuentras      
El parecer de la Nada.

.                                                           ****