sábado, 24 de mayo de 2014

¡Ay, corazón sin manos. Amor de cualquier momento. Me engulles y vienes roto


¡Ay, corazón sin manos.
Amor de cualquier momento.
Me engulles y vienes roto.

Me arrastra encadenado.
Y, tú, dulce condena
como una bala encendida
sales de mi boca.

.                                             ****