sábado, 29 de marzo de 2014

En la última llegada te necesito



En la última llegada
te necesito.

Y entrar
con tu nombre puesto
en cada suspiro.
en cada sonido de tu palabra,
perpetuo.

surge.
un real nacimiento,
un ensanche.

Solos orilla
por la lluvia redondeada.

Dos bocas de nudos
se abrazaban.

Cerca del campo un mundo crece.

.                                               ****