jueves, 29 de diciembre de 2011

Y dormiste encima de una hora

Y dormiste encima de una hora. Esa hora te agarró por los costados troceando tu cuerpo conforme a la línea del tiempo