lunes, 3 de octubre de 2016

Y allí, en la ternura del olvido

En esta especie de oscuridad, el mundo de nieve recordaba sus silenciosos, sus besos, sus pies, y esas alucinaciones que nos hacían realidad. En esta cabeza del silencio, en este centro del oleaje se abren y se cierran sordas puertas. Y allí, la ternura del olvido hizo isla sumergida en la distancia.